Página de inicio » Posts tagged 'Marcelo Ebrard'

Tag Archives: Marcelo Ebrard

Marcelo Ebrard no es corrupto


Ayer, Marcelo Ebrard amaneció demócrata y le lanzó un reto a Miguel Ángel Mancera para debatir públicamente respecto al desastre de la Línea 12 del Metro. Ahora, con el agua hasta el cuello, Ebrard quiere utilizar las herramientas de la democracia para su propio beneficio.

Y hablando de calidad moral, la corriente partidista de Marcelo, Movimiento Progresista, fue en alianza a las elecciones internas del PRD con el impresentable René Bejarano y como no les alcanzaron las despensas para coptar votos ahora impugnarán el proceso.

Recordemos que Ebrard cobijó las causas del SME tras la liquidación de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, pero mandó a miembros del cuerpo de granaderos para dispersar una manifestación de pilotos en la SCT con motivo del cierre de Mexicana de Aviación. Mismo caso cuando la fuerza pública resguardó las obras de la Supervía Poniente, la gente pedía diálogo y Marcelo contestó con el garrote.

Nunca sabremos la cantidad de recursos que se gastaron en el programa Red Ángel, hoy inexistente en la administración capitalina. Pero sí sabemos que fue utilizado para promocionar de manera fallida la imagen del entonces secretario de Finanzas, Mario Delgado.

Gracias al dispendio del dinero público, Delgado alcanzó un escaño en el Senado de la República.

Por su parte, Mancera le contestó de manera elegante a Ebrard al decirle que no es un tema político, sino técnico y legal. Además, de la inhabilitación por 20 años del ex director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, su caso ya fue turnado a la Procuraduría General de Justicia del DF donde seguramente habrá sanciones civiles y penales contra los responsables. Es en el terreno legal donde Mancera se desempeña mucho mejor que en lo político.

La estrategia del debate es un truco muy sobado de Marcelo; hace tres meses retó al presidente Enrique Peña a debatir la reforma de Pemex “cara a cara”. Mientras el perredista busca el reflector para mantenerse vigente en la arena política, la sociedad espera que se aclaren las corruptelas en la Línea 12. Los habitantes de esta ciudad quieren un Metro más rápido, más seguro y confiable. Porque muchos suponen en los bolsillos de quién quedó el dinero del erario. Marcelo Ebrard tiene razón cuando dice de sí mismo que no es corrupto. A la luz de los hechos, el ex jefe de gobierno del DF es corruptísimo.

Periscopio

La Fundación Colosio DF organiza el día de hoy un discreto encuentro ciudadano en el centro de Tlalpan con Ivonne Ortega Pacheco. ¿Por qué va la secretaria general del PRI a este bastión perredista? Por dos razones: porque es la réplica de las acciones transformadoras del gobierno federal recién conformadas. Pero también porque hay cuadros con base social en la zona.

No pierda de vista que con este acto Ivonne Ortega será una de las figuras nacionales del PRI que palpará el territorio amarillo y que llegó a ser gobernadora de Yucatán en los tiempos en que su partido era oposición a nivel estatal.

En el radar

La alcaldesa de Texcoco parece no olvidar que el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, le echó a perder la fiesta del festival Hell and Heaven al clausurar el recinto de la Feria del Caballo porque no cumplía con las condiciones de seguridad y protección civil. Ahora, Delfina Gómez dice que el ayuntamiento no dará los permisos para la construcción del nuevo aeropuerto, cuyo proyecto fue presentado por el gobierno federal la semana pasada. Sin embargo, la venganza podría ser un vuelo que llegue demorado para la militante de Movimiento Ciudadano, cuentan en Toluca.

Bitácora de lo absurdo

Jesús Valencia, delegado en Iztapalapa, anunció que el próximo 15 de septiembre Los Ángeles Azules y el tenor Fernando de la Mora participarán en los festejos patrios con su música. En la foto con el delegado se notó la ausencia del líder del popular grupo de cumbia, Elías Mejía Avante. Y cómo no, el también panista contendió en las elecciones para jefe delegacional de 2012 contra Valencia y la coalición de izquierda ganó por 5 a 1. Ahora sí, como dice la canción: “Cómo te voy a olvidar”.

Nos arrobamos en Twitter: @LeoAgusto
Correo-e: leoagusto@gmail.com

Mockus, para alcalde de Macondo


Al terminar su conferencia magistral, el ex candidato a la presidencia de Colombia caminó entre aplausos hasta la entrada del camerino del teatro Metropolitan, ahí se detuvo para contemplarlo con la mirada. Saludó a los periodistas que lo esperaban, fue hasta una mesa y ahí se tiró boca arriba con la cabeza al aire para practicar unos ejercicios de relajación. Antanas Mockus respiró aliviado como el oso Baloo en El libro de la selva.

Una vez recuperado, Antanas se levanta y se alinea el saco de lino, está dispuesto a continuar con su conferencia, esta vez da cátedra frente a periodistas y se arranca con una anécdota que muestra su vocación de humanista: “En Colombia, tengo escenas muy fuertes; un indigente me grita en medio de la noche: ‘Antanas, ya tengo cédula'”.

Al colombiano se le quiebra la voz al decirlo, al terminar estalla en llanto: “Esa sola frase le da sentido a mi vida, si lo único que hubiera podido vivir fuera éso, valió la pena. Notan que me conmueve, porque uno esperaría que el indigente, el habitante de la calle, te gritara porque ya le dieron ropa, porque ya le dieron comida. Yo no me esperaría el ‘ya tengo cédula, ya soy ciudadano'”.

Mockus aprovechó para lanzar algunas opiniones respecto a la políticia mexicana. Respecto de López Obrador: “Cuando yo perdí en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2010 parte del auditorio gritaba: “¡Fraude, fraude!”, y sentí cómo el populismo me estaba diciendo: “Venga pa’acá”, y aunque había algunos indicios, yo dije no. Ustedes tuvieron una experiencia hace unos años con López Obrador, yo no quería hacer algo similiar”. Respecto a la ciudad de México, Mockus destacó el avance en el uso de la bicicleta, que nos pone en igualdad de circunstancias frente a otros ciclistas y genera respeto hacia el otro; el transporte público y las políticas de equidad de género. Coincidentemente, políticas que impulsó de manera sustancial Marcelo Ebrard.

El ex alcalde de Bogotá, Colombia, es un matématico y filosófo que tiene mucho de estadista, con un estilo peculiar de jugar a la política y generar políticas públicas. Pareciera un candidato salido del mismísmo Macondo, en constante campaña para formar ciudadanos, capaz de explicar asuntos complejos, como las razones de la baja en la tasa de homicidios, de una manera tan sencilla como quien primero explica el agua y luego el hielo.

En el radar

Antanas Mockus respaldó la postura del Consorcio (ICA-Alstom-Carso), ganador de la licitación de la Línea 12 del Metro. Al respecto dijo ayer: “En muchas ciudades de Latinoamérica, los gobiernos suelen aplazar las labores de mantenimiento. Y se utilizan los recursos del mantenimiento en obras que luzcan más. Al final, la falta de mantenimiento genera altos costos, imagino eso pasó acá”. Se vale sobar.

Periscopio

Miguel Ángel Mancera se disculpó de último momento para inaugurar Mextrópoli, Primer Festival Internacional de Arquitectura y Ciudad convocado por el gobierno del DF y la editorial Arquine. En su lugar, entró al quite Fernando Aboitiz, también conocido como City Manager en ese elefante blanco llamado Agencia de Gestión Urbana. ¿La razón de la ausencia del jefe de gobierno? La oficial: a la hora que estaba convocado, 10 de la mañana, no había suficiente gente en el teatro Metropolitan, lo que afectaría la imagen de Mancera. La política: el jefe de gobierno decidió marcar distancia de Antanas Mockus, que defiende en el discurso la gestión de Marcelo Ebrard.

Bitácora de lo absurdo

Lo ocurrido la noche del sábado en el estadio Jalisco es inadmisible, pero Jorge Vergara debe entender que no todo lo puede arreglar con dinero al ofrecer recompensas al estilo del viejo Oeste. Tampoco le lava la cara convertirse en juez y decir que los protagonistas de la riña eran fanáticos de las Chivas originarios del DF. Sólo faltaba el discurso del odio, en este caso contra los chilangos, para atizar el fuego en un incidente cuya responsabilidad atañe a los clubes Atlas, Chivas y al ayuntamiento de Guadalajara, Jalisco.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

Enchúlame El Caballito


Por Leo Agusto y los Ángeles del Gordo

La estatua ecuestre novohispana más importante ha cabalgado por distintos puntos de esta noble y leal ciudad de México. En 1803, el “gallardo caballo percherón, en el acto de andar pausadamente” se trasladó de la huerta de San Gregorio a la plaza mayor. La escultura no fue bien recibida ya que la pata derecha trasera pisaba símbolos del imperio azteca (el águila y el carcaj de las flechas). En 1821, con el triunfo del Ejército Trigarante que consumó la Independencia, El Caballito fue cubierto por un templete circular para evitar que el pueblo derrocara también a la escultura de Carlos IV.

En 1823, el primer presidente de México, Guadalupe Victoria, intentó fundir las seis toneladas de bronce de la obra de Manuel Tolsá y utilizarlo para acuñar monedas. Lucas Alamán abogó por la conservación del patrimonio histórico y propuso llevarlo al patio central del claustro de la Pontificia y Nacional Universidad de México, donde permaneció castigado 29 años.

 

En 1852, el alcalde Miguel Lerdo de Tejada propuso al presidente Mariano Arista que El Caballito fuera colocado en la primera glorieta del Paseo de Bucareli (donde hoy tenemos El Caballote de Sebastián). En 1890, Porfirio Díaz ordenó colocar sobre el Paseo de la Reforma dos esculturas frente al cabalgante Carlos IV; se trataba de Ahuizotl e Izcóatl, emperadores del imperio azteca, hoy conocidos vulgarmente como los Indios Verdes.

 

Y ahí se quedó la escultura hasta 1979; antes de que fuera devorada por los grandes edificios del Paseo de la Reforma se remodeló la plaza Manuel Tolsá y El Caballito volvió a trotar hasta su nueva morada. Justo frente al Palacio de Minería, custodiando el Museo Nacional de Arte, permaneció el gallardo Caballito hasta la semana pasada, en que el Fideicomiso del Centro Histórico decidió darle una manita de gato sin avisarle al INAH, y la empresa Marina, restauración de monumentos, lo dejó peor que el Ecce Homo de Borja con daños irreversibles en 35% de su estructura, daños que no salen ni con polish.

 

Tiempo atrás, luego de cargar oficiosamente el portafolios del senador Pablo Gómez en la LXI Legislatura, Inti Muñoz logró que en una negociación con Marcelo Ebrard lo nombraran director del Fideicomiso del Centro Histórico. Pero ese no es su único logro, además de ser diputado federal en la LIX legislatura, Inti Muñoz fungió como cuidador en las parrandas de su compañero de bancada Salvador Martínez della Rocca. Fue con El Pino donde Muñoz encontró cobijo después de deslindarse de Rosario Robles, quien lo apoyara para llegar a San Lázaro. Pero quizá el mejor acto que El Gordo pudo atestiguar de Muñoz fue en aquella tarde de 2010 afuera del hotel Marquis Reforma donde Inti esperó más de una hora a Ebrard sólo para darle la mano cuando pasara.

 

En política, Inti es lo que se conoce como trepador, no se mueve mucho pero busca salir en la foto, se cuadra con sus superiores y traiciona a sus amigos, estrategia que le funcionó hasta ahora que debe responder por el daño que causó a nuestro patrimonio histórico y deja para la posteridad un Ecce Equus donde antes teníamos un Caballito. El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, espera en su escritorio la prudente carta de renuncia de Muñoz al cargo.

 

Periscopio

 

Al terminar la escultura, Manuel Tolsá realizó un orificio en la grupa del caballo por donde entraba un trabajador y sacaba el picadizo de relleno. Para satisfacer la curiosidad de saber cuántas personas cabrían dentro, se metieron, de uno en uno, 25 de sus ayudantes. Entonces, se ganó el mote de El Caballito, El Caballito de Troya. Lo anterior es relatado por el cronista de la ciudad de México, Enrique Salazar Híjar y Haro.

 

En el radar

 

En su momento, El Caballito fue la escultura más grande en todo el continente americano: 4.88 metros de altura por 1.78 metros de ancho y 5.40 metros de largo. Quizá es el único monumento histórico que ha sido testigo de la vida del México independiente.

 

Bitácora de lo absurdo

 

Bastó un día para que un ex porro estudiantil con iniciativa arruinara lo que el país ha conservado durante más de 200 años. El domingo, fue cubierto el rostro de la escultura con un trozo de tela negra y rodeado con adamios y láminas para cubrir la deshonra provocada.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

Publicado en el periódico El Gráfico de El Universal

Democracia bananera


Este año habrá elecciones a nivel estatal en 14 entidades del país. La más representativa será la gubernatura en Baja California, última joya de la corona perdida del panismo, valiosa porque fue la primera que ganó, en 1989, de la mano de Ernesto Ruffo Appel.

La Cruzada Nacional contra el Hambre enfoca sus esfuerzos en los municipios que concentran al mayor número de votantes en la entidad fronteriza: Tijuana, Mexicali y Ensenada. Pero la Cruzada también atiende a un sector de la población urbana en situación de pobreza alimentaria. Porque, hasta el sexenio anterior, la estrategia se concentró principalmente en poblaciones rurales.

El plan de acción de la Sedesol llamó la atención de los diputados federales, y las comisiones unidas de Desarrollo Social y Asuntos Indígenas citaron a comparecer el día de ayer a su titular, Rosario Robles.

En la Cámara de Diputados no hubo quien pudiera ganarle el debate a Robles, se encontró con diputados panistas apanicados por la detención de su antigua aliada, Elba Esther Gordillo, y con unos perredistas muy alineados con el Pacto por México. Robles mató todas las críticas al explicar los criterios de selección utilizados por la Coneval y los ejes de su Cruzada; su estocada fue prometer que respetará la veda electoral.

Sin embargo, en México conocemos bien el uso de la letra chiquita de las reglas electorales, y el PRI en el estado de México repartió apoyos en año electoral previo al inicio del proceso y que le permitió amarrar la lealtad de los líderes de oposición en los otrora llamados corredores amarillo y azul.

Lo anterior ocurrió en el año 2009, cuando el PRD y sus pugnas internas perdieron importantes municipios como Ecatepec y Nezahualcóyotl. Y el PAN vio fulminados sus bastiones en Naucalpan y Tlalnepantla debido a la inocultable corrupción, como una clara señal de lo que pasaría más tarde a nivel federal.

El encargado de ejecutar esa operación fue el entonces secretario de Desarrollo Social del estado de México y amigo cercano del Presidente, Ernesto Nemer, hoy subsecretario de Desarrollo Social y Humano a nivel federal.

Así, mientras se denuncia desde la oposición el posible uso electoral de los dineros y programas públicos en la ciudad de México, también el día de ayer, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera se fue a echar un desayunito con líderes de las tribus del PRD para tratar asuntos electorales, en un día hábil y en horas de trabajo.

El doctor hizo un anuncio que podría ser importantísimo para los habitantes de esta ciudad: no se afiliará al partido del sol azteca. Los perredistas quieren que Mancera se sume a las protestas por el posible incremento a los impuestos y la apertura de Pemex al dinero privado que ya viene. Pero también Mancera aprovechó para desmarcarse, al menos en el dicho, de su antecesor Marcelo Ebrard. Dice que en el gobierno del DF manda él y nadie más. Le creeríamos si no fuera por el hecho de que más de la mitad de su gabinete es incondicional del ex jefe de gobierno.
Mancera tiene a menos de cinco personas de su entera confianza en el gabinete local. Y lo que raya en lo grotesco de nuestra democracia bananera es la necia campaña presidencial de Marcelo Ebrard, quien ahora quiere ser candidato en 2018. Marcelo fue ayer a marear a los estudiantes del ITAM. Lo que viene en el PRD es armar un Tucom contra Marcelo, ya que los poderes fácticos amarillos están dispuestos a cerrarle el paso a como dé lugar.

Periscopio

Se dio a conocer el retrato oficial del presidente Peña; el gobierno federal pagó la austera cantidad de 376 mil pesos al fotógrafo Héctor Armando Herrera Peralta, cantidad similar a lo que pagó, 340 mil pesos, el alcalde de Irapuato, Guanajuato, Sixto Zetina, por su retrato oficial. Zetina se disculpó ya por el dispendio.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 15.538 seguidores